Cómo animar la agenda de un Grupo de Mastermind

Tener una agenda para las reuniones estable y predecible del Grupo de Mastermind crea confianza y facilita la comunicación. Tras las primeras reuniones todos los participantes ya saben a lo que se va a enfrentar en cada reunión y van preparados para ello y eso crea una zona de confort importante para todos.

Pero a veces se necesita algo de aventura. Incorporar periódicamente algo imprevisto que obligue a todo el mundo a replantearse su rol e, idealmente, enfrentarse a algo nuevo y desconocido.

Aquí tienes algunas ideas para salirse de la rutina en tu Grupo de Mastermind:

Lanzar un desafío durante un mes

Un Grupo de Mastermind fuerza a todos los participantes a ser responsables con lo que dicen. ¿Por qué no hacer que los miembros se comprometan a un objetivo grande y atrevido que se tiene que conseguir en el plazo de 30 días? Los retos para 3 meses pueden ser frustrantes para un grupo de profesionales ocupados. ¿Qué ocurre si lo limitamos a sólo 30 días? ¿Y si le añadimos controles diarios de responsabilidad? Para que realmente tengan motivación es importante que los ganadores obtengan una gran recompensa por su esfuerzo. O quizá, si el grupo está abierto a estas alternativas, un castigo ejemplar para los participantes que no lo consigan.

Organizar un retiro de fin de semana para los participantes

¿Percibe que las reuniones se hacen demasiado cortas y que hay que interrumpir el proceso creativo del Grupo de Mastermind? Una opción es reservar un día completo o un fin de semana y buscar un lugar retirado del entorno habitual donde se pueda trabajar sin tener que estar pendientes del reloj. Además esto puede facilitar la confraternización entre los participantes al poder interactuar en momentos de ocio, durante las comidas o con otras actividades que todo el grupo realice en común durante ese tiempo. Adicionalmente se pueden incorporar parejas o acompañantes y que sirva como evento de socialización.

Organizar asientos calientes de 10 minutos

¡Imagine la energía que se crea cuando cada participante sólo tiene 10 minutos para exponer su problema más importante y obtener el mejor feedback posible! Hay que ser muy claro y breve tanto al exponer el problema como con cada intervención del grupo. No hay posibilidad de una segunda vuelta. Hay que ser extremadamente estricto con el tiempo y el orden de participación.

Elegir un libro para estudiar e implementar con el grupo

Si hay un tema que preocupa a la mayoría de participantes y no hay expertos dentro del grupo, una alternativa es buscar ese conocimiento experto fuera. Seguro que hay algún libro del que se pueden sacar soluciones valiosas para todos. Si identificas este tipo de situación haz que tu Grupo de Mastermind busque y vote un libro y decida un calendario para leerlo (quizás un capítulo a la semana). En cada reunión dedica un tiempo a hacer una lluvia de idea sobre los conceptos tratados en el libro según el calendario desde la última reunión. Eso forzará a la gente a estar al día con la lectura. Asegúrate que le gente que puede beneficiarse de ello se comprometa a implementar algunas de las acciones y haz un seguimiento de los progresos.

Organizar clases maestras

Que cada miembro se ofrezca como voluntario para presentar un tema que domine durante 30 minutos en cada reunión. Deja que cada miembro decida el tema que quiere exponer. Debería ser un tema que beneficie a todos los del grupo y la presentación se debería ajustar al nivel de conocimientos de todos los participantes. Todos conocen herramientas, técnicas, formas de trabajo que pueden ser beneficiosas para los demás y que, de forma natural, nunca saldrían como una necesidad a resolver por el Grupo de Mastermind.

Definir la misión del grupo

Tratar el Grupo de Mastermind como una organización en las que todos participan y dirigen. Hacer que todos los participantes definan mediante una lluvia de ideas cuál es la misión y la visión del grupo. ¿Cuál es el propósito del grupo? ¿Cuáles son sus valores fundamentales? ¿Dónde se ve el grupo dentro de un año… o dentro de dos años? ¿Qué perfil sería bueno incorporar al grupo? Cualquier otra pregunta sobre como mejorar el grupo sin abandonar los principios de funcionamiento de un Mastermind.

Crear subgrupos en torno a un tema específico

Si hay problemas que sólo interesan a algunas de las personas puede ser frustrante para los que no tienen esa necesidad. Se puede dedicar parte del tiempo de las reuniones a trabajar en grupos más pequeños centrados en temas específicos. Cuando se vuelve al trabajo con todo el grupo deberían ponerse en común los compromisos adquiridos y los resultados conseguidos. Todos los miembros deberían tener cabida en alguno de los subgrupos y es aconsejable fijar un número máximo de reuniones donde se mantendrán esos subgrupos.


Estas son sólo algunas ideas. Puede haber otra formas de dinamizar las reuniones. Puede que los participantes vayan prevenidos o puede que se les sorprenda estando ya allí. Es muy aconsejable variar periódicamente la rutina de las sesiones para introducir diversidad y tomar nota de los resultados conseguidos para mantener al grupo motivado y obtener los mejores resultados para todos ellos.

Dirección:
Puig de Pollensa, 90, 2-A
07015 Palma · Illes Balears · Spain

Horario:
Lunes a Viernes: 9:00-17:00